Depuración

El tratamiento de nuestras aguas

Depurar permite recuperar el agua para darle más usos

El tratamiento de nuestras aguas
 

La depuración de las aguas residuales consiste en eliminar todos los residuos que ha ido acumulando el agua residual y devolverla al medio en condiciones óptimas, para proteger los ecosistemas acuáticos, evitar riesgos para la salud pública y obtener agua apta para su reutilización. Así se asegura el futuro de próximas generaciones y del medio ambiente, contribuyendo a un desarrollo sostenible.

En Aguas de Lorca se depuran las aguas industriales del sector del curtido y las aguas residuales urbanas, a través de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) repartidas en distintas pedanías, siendo las más importantes La Hoya, Turilla, La Parroquia, Zarzadilla de Totana y Almendricos. En el año 2017 trataron un caudal de 3.631.540 m3 de agua residual.

Algunos datos de depuración en Lorca durante 2017:

Q tratado

3.631.540

m3/año

Q reutilizado

3.525.940

m3/año

Lodos

5.637 

Tn/año 

Energía cogenerada

374.200 

 Kw/año

Residuos eliminados

420

Tn/año

Depuración I+D+i

groupid: 855411, currentGroupId: 855411
  • Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i)

    La depuradora de La Hoya dispone de laboratorio propio donde, además de realizar analíticas de control de las distintas etapas de la depuración, se desarrollan estudios de I+D+i con el objetivo de mejorar la calidad del efluente y ser más eficientes energéticamente.

    Durante el último año se han realizado estudios para eliminar nutrientes y metales del agua con microalgas y estudios para mejorar la producción de biogás.

         

Nuestras instalaciones de depuración

Nuestras instalaciones

Balsa de agua residual en pleno proceso de depuración con montañas de fondo en día soleado

Depuradora de La Hoya

Es la principal depuradora de Lorca y trata una media de 9.000 m3/día. Dispone de doble etapa biológica, donde los excesos de lodos que se retiran son tratados por digestión anaerobia, con la consiguiente generación de biogás que es aprovechado para el funcionamiento de calderas y por dos microturbinas de biogás de 65 Kw cada una. Por tanto, parte de la energía consumida es autogenerada. 
Esta depuradora también cuenta, desde julio de 2010, con un tratamiento terciario donde aparte de conseguir una mejor calidad del agua, se desinfecta mediante la dosificación de hipoclorito y con ayuda de lámparas U.V.

Balsas con agua en proceso de depuración en un día soleado

Depuradora de Turrilla

Trata las aguas residuales de distintas pedanías altas de Lorca como Coy, La Paca, Zarcilla de Ramos, El Rincón y Don Gonzalo.
El proceso de depuración es por fangos activos y dispone de dos balsas biológicas tipo carrusel con una capacidad de tratamiento de 670 m3/dia y para unos 9.000 habitantes/equivalentes. En 2017 se trataron 112.526 m3/año de agua residual.
Los excesos de fango del tratamiento secundario son enviados a un espesador y de allí son deshidratados por unas centrífugas. Una vez depurada, el agua es desinfectada por lámparas ultravioleta y reutilizada para regadío.

Vista general de una depuradora con espesos arbolados de fondo

Otras depuradoras menores

El resto de depuradas son de menor tamaño y tienen un tratamiento muy similar entre ellas. Recogen las aguas residuales de Almendricos, La Parroquia, Zarzadilla de Totana y pedanías anexas. Son depuradoras de fangos activos que tratan un caudal conjunto de 166.638 m3/año.
Las aguas depuradas de La Parroquia y Zarzadilla de Totana son reutilizadas para uso agrícola.